Cascada de Diablozulo

DIFICULTAD: Ninguna.

IDA Y VUELTA:1 hora 30´

DESNIVEL: 50 m.

DISTANCIA: 3, 4 km.

TRACK GPS

"¿De donde salió esta perla…entre tanta basura?

Malos Tratos

Febrero 2017

El torrente lanzaba un grito desgarrador antes de abandonar la montaña definitivamente. Un rugido de telones de cristal estrellados contra el suelo en cada salto dado, descendiendo la salvaje garganta de Diablozulo, de la que por fin huía, con la certeza de que nunca regresaría. Abrupta, peligrosa, escondida y misteriosa foz, donde los antiguos habitantes de la zona afirmaron, que aquel lugar solo podía ser habitado por el maligno y de él surgía el profundo lamento de las almas mortificadas. (Germatore)

Cascada final del cañón de Diablozulo.

Hoy daremos un bonito y corto paseo hasta la última cascada del cañón de Diablozulo o Ixostia en Elomendi ( Higa de Monreal ). El camino más corto es desde Yarnoz, aunque también podríamos hacerlo desde Monreal, ya que la cascada se encuentra a cincuenta metros del camino de Santiago Aragonés, que cruza por estas dos localidades. Este paseo es mejor hacerlo en época pluvial, para que los torrentes lleven agua. La cascada tiene más de 10 metros de altura.

Torre medieval en Yarnoz .

Aparcamos el coche en Yarnoz y subimos a la parte alta del pueblo donde tomamos el camino de Santiago Aragonés en sentido inverso, dirección Monreal

Subimos por la pista cementada.

Y sobrepasamos la ermita.

Tomamos este sendero que es el camino de Santiago Aragonés.

Avanzamos por el sendero y llegaremos a una pequeña torrentera que nos alegra el camino al sobrepasarla por un puente.

Cruzamos este puente sobre una regata.

Cascada junto al puente.

Subimos unas escaleras y continuamos aproximándonos al cañón.

Subimos por aquí.

Y continuamos por las faldas de Alaitz.

Llegaremos a la altura de la regata, escoltada por una hilera de árboles que resaltan entre los campos de cultivo. En este punto abandonamos el camino y nos acercamos a la regata por la orilla más cercana a Yarnoz.

Al fondo Izaga. Abajo la regata de Diablozulo.

Avanzamos por el lindero del campo.

Nos acercamos a la cascada, foto y regresamos por el mismo camino.

Cascada de Diablozulo .

Para entrar hay que llevar botas de agua.

Caminamos de regreso y aparecen algunos corzos.

Que nos miran curiosos antes de perderse en este mar denso de boj.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics