Cueva de La Verna

 

IDA Y VUELTA: 1 hora 30´

DESNIVEL: 10 m.

DISTANCIA: 1 , 2 km.

 

Generalmente, el miedo proviene de la ignorancia.  

Patrick Rothfuss

Agosto 2018

Elevó la cabeza y miró hacia todos los lados para calcular las increíbles dimensiones de la burbuja gigante en la que finalizaba el largo túnel excavado en la montaña. El agua había perforado el interior de la cordillera pirenaica, dejando cuevas, sifones y cascadas en su recorrido reptil hacia las profundidades abisales. Contempló. Admiró y luego cerró los ojos y se dejó arrullar por el sonido lejano de la última cascada de la sima de San Martín. (Germatore)

Cueva de La Verna. (foto Sergio Laburu)

Hoy junto con la familia iremos a Zuberoa para conocer la sala visitable más grande del mundo. La cueva de La Verna, perteneciente a la sima de San Martín y localizada cerca de Sainte-Engrâce. Agradezco las fotos enviadas por la empresa organizadora de las excursiones.

Montes exteriores a La Verna.

Nos dirigimos hacia el pico de Orhy pasando por Otxagabía y dejando atrás Izalzu. Subimos hasta Pikatua y antes de cruzar la frontera nos paramos para contemplar la selva de Irati.

Pikatua subiendo hacia la frontera.

Pasamos por el túnel y descendemos hasta el pequeño pueblo de Larraun.

Larraun.

Una vez que estamos en Larraun, nos dirigimos hacia Tardets y más tarde hacia Sainte-Engrâce, pasando por un pequeño embalse junto a la carretera que merece la pena visitar.

Cañón junto a Sainte-Engrâce.

Presa del embalse.

Puente colgante junto a la presa.

Otra vista de esta presa - central eléctrica.

Este color presenta el embalse.

Continuamos por la carretera y psamos de largo por la garganta de Kakueta unos kilómetros más adelante llegaremos al punto de información.

Centro de reservas de La Verna. Punto de información.

Previo pago del importe, nos desplazamos en el autobús de la organización a las inmediaciones de la cueva. Es mejor reservar previamente por internet y asegurarnos la hora de visita. Hay que ir bien abrigado y con botas. La ventaja de visitar esta sala en primavera con el deshielo, es que el río interior y la cascada fluyen con más agua.

Nos desplazan a las inmediaciones de la cueva y nos facilitan unos cascos.

Luego solo queda atravesar el túnel y la visita a la sala de La Verna.

Avanzamos por el túnel.

Sala de La Verna.

Río en el interior.

Espeleólogos junto a la cascada.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics