ARGONGA

Las Calderas

DIFICULTAD: Cruzar el río con mucha agua

IDA Y VUELTA: 2 horas

DESNIVEL: 158 m.

DISTANCIA: 7 , 7 km.

TRACK GPS

"Las raíces bajo la tierra no piden recompensa por hacer que las ramas den frutos."
Rabindranath Tagore

Agosto 2015

En verano me gusta dormir aquí, en la profundidad del bosque. Disfrutar del placer de soñar bajo las estrellas, con el cuerpo apoyado directamente sobre la madre tierra. Y que me despierten los pájaros. Y al abrir los ojos, contemplar hermosísimos paisajes verdes, bañados en brumas blancas. Y al acercarme al río, admirar el metálico brillo de las luciérnagas. (Germatore)

Urbasa camino de Argonga.

Hoy nos dirigimos con la familia y unos amigos a conocer un paraje curioso conocido como "Las Calderas", junto al puente de Argonga. Una excursión que se puede realizar en cualquier época del año, en primavera veremos las calderas con agua y en verano secas.

Las Calderas "vacías".

Nos desplazamos hasta Baríndano y dejamos el coche en el parking. Veremos un panel indicativo que se dirige hacia el puente de Argonga, lo seguimos.

Inicio del recorrido junto a lavadero del S.XVI

Zapaburus o cabezones en el aska.

Seguimos por la pista.

Dejamos a mano izquierda el cementerio y continuamos por la pista marcada con señales verdes y blancas.

Dejamos a la izquierda el cementerio.

Patxaranes a ambos lados del camino.

El camino no tiene pérdida. Pasamos por una fuente y seguimos las marcas y los carteles indicativos.

Seguimos las marcas verdes y blancas.

Fuente en el camino.

Poste indicativo.

Cogiendo moras y patxaranes se ameniza el camino hasta encontrar una verja que debemos traspasar.

Mi amigo Valero cogiendo moras.

Cruzamos la valla.

Salimos a una zona despejada donde la pista desaparece y se transforma en camino.

Continuamos por la senda que discurre entre los prados.

Insecto en el camino.

Encontramos otro escenario de cuestas de grava, desde este punto descendemos hasta el puente de Argonga.

Foto del grupo en las inmediaciones de Argonga.

Precaución en este tramo.

Descendemos hasta el puente junto al poste indicativo.

Llegamos al puente de Argonga y desde aquí siguiendo el curso del río en poco tiempo llegaremos a las calderas.

La chavalería en Argonga.

Puente de Argonga.

Subimos por el curso del río.

Y llegamos a las calderas.

Exploramos este lugar que recuerda a las grandes foces Navarras en diminuto.

Nos introducimos en el cañón.

Pasando por pasillos.

Desgastados por la corriente.

"Las Calderas"

desde Argonga regresamos siguiendo de nuevo las marcas verdes y blancas, que esta vez, tras subir una cuesta, se internan en un bosque de encinas, arces y robles.

Regresamos siguiendo por la pista.

Cruzamos otra valla.

Regresamos por el bosque.

De nuevo se junta el camino con el de ida y así regresamos hasta Baríndano.

El camino por el bosque Ameskoano.

Nos encontramos con la pista de ida y regresamos a Baríndano.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics