Orobeko Haitz

Zulos del 36

Cuevas de Orobe

DIFICULTAD: Trepada en las rocas. Pista de ascenso, si llueve habrá barrizal. Llevar frontal para la cueva. Recomiendo GPS

IDA Y VUELTA: 3 horas

DESNIVEL: 335 m.

DISTANCIA: 7, 5 km.

TRACK GPS

"Despierta mi niña bonita, que el sol ya ha salido, alumbrando el día

Benito Kamelas

Nobiembre 2022

Temblaba, escondido en las cavidades ocultas de Orobeko Haitz, estremecido, como la débil hoja que se agarra a la rama que le sujeta a la vida en su lucha contra el otoño. Con las primeras luces de la mañana huiría por los senderos escondidos entre las montañas cercanas, en busca del camino de la libertad, que muchas veces era el mismo camino que el que conduce a la muerte.(Germatore)

Zulo del 36 en Orobeko Haitz.

Hoy, el amigo Iaio, va ha ejercer de guía para enseñarnos los zulos donde se refugiaron en su huida, algunos hombres de la zona, en el año 36. Un elemento más de la memoria histórica. Un lugar que hoy, nos deleitará con la gran belleza del paisaje que nos rodea. Coronaremos Orobeko Haitz y descenderemos hasta la cueva de Orobe y la sima homónima.

Orobeko Haitz

Urdalur y Altzania.

Cueva de Orobe.

Desde Alsasua tomamos la carretera NA- 1000 que nos acerca a un aparcamiento junto a las canteras. En este punto comienza el recorrido.

Salimos por la pista junto al parking.

Seguimos por la pista cruzamos un puente y continuamos por este camino.

Pasaremos por este claro.

Y cruzamos el puente sobre el río Altzania.

Río Altzania.

Y continuamos por el sendero boscoso.

Pasaremos Por debajo de la Autovía y por debajo del túnel del tren. Continuamos por la pista, por un sendero en el bosque y de nuevo por pista hasta llegar a un desvío a la derecha.

Pasamos bajo el tren .

Reflejos otoñales en el río.

Y pasamos bajo la Autovía.

Continuamos por este camino.

Inmerso en el hayedo.

Y una vez en la pista tomamos este desvío a la derecha.

Ascendemos sin tregua por la pista, que si llueve estará embarrada y en ese caso, recomiendo ascender y descender por la cara de las cuevas, es decir, el camino de regreso.

Ascendemos entre grandes hayas.

Llegaremos al collado de Orobe, desde aquí ascendemos a las peñas por un sendero marcado con hitos de piedras.

Orobeko Lepoa.

Un marco deshojado a la luna.

Orobeko Haitz.

Continuamos por un sendero escondido entre las hayas hasta la cima, donde disfrutaremos de las mejores vistas de la jornada. En días despejados veremos, Altzania, Aitzgorri, Txindoki y Ararar, Andía y pirineos...

Continuamos por el sendero escondido bajo las hayas.

Iaio en la cumbre de Orobe.

Txindoki y Aralar.

En primer plano Txurruko punta y Naparaitz. Al fondo Aitzgorri.

Zoom al Udalatx.

Comenzamos el descenso y pararemos a visitar los zulos del 36, escondidos en un lado del sendero.

En las rocas del fondo se esconden los zulos.

Entramos en el primero.

Pasamos por esta pequeña galería.

Una pequeña "habitacíón" con vistas.

Una pose en este zulo.

Entramos en el segundo zulo.

Vistas desde estos zulos.

Continuamos descendiendo ahora en busca de las cuevas de Orobe.

Comenzamos el descenso a las cuevas.

Por este espectacular hayedo.

Paralelos al barranco.

Disfrutando esta mañana soleada.

Por el hayedo de luz.

Baño de bosque bajo una cúpula vegetal.

Cueva de Orobe.

Visitamos la cueva principal, imprescindible frontales si queremos explorarla por dentro, tiene galerías y se puede entrar un buen tramo.

Entramos por la parte izquierda.

Foto en el interior de la cueva.

Galería en la cueva de Orobe.

Por último echamos un vistazo a una sima próxima y comenzamos el camino de regreso al aparcamiento.

Salimos de la cueva.

Visitamos esta sima próxima.

Y tomamos este sendero señalizado con un hito de piecdras.

Regresamos por el sendero.

Que nos lleva de regreso al pueblo.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics