ARANGAITZ

San Bartolomé de Gorostieta (864 m.)

DIFICULTAD: Ninguna

IDA Y VUELTA: 1 hora 30´

DESNIVEL: 176 m.

DISTANCIA: 4 km.

TRACK GPS

"El campo es una de las pocas oportunidades que aún restan para huir."

Miguel Delibes

Octubre 2015

Huyamos, corramos, escapemos de aquí, ellos jamás nos entendieron, jamás nos adaptaremos a este mundo siniestro y oscuro. Este no es nuestro lugar, no es nuestro sitio y tú lo sabes, aunque nos duela en lo más profundo del alma. Vamos arriba, a las montañas, donde las hayas y los abetos nos protegerán, allí donde la luz del mediodía entra a raudales y cuando caiga la noche, haré un buen montón con la basura que ensucia nuestras vidas, le prenderé fuego e iluminaré las tinieblas para ti. (Germatore)

Mendurro desde San Bartolomé.

Hoy haremos una pequeña pero bonita excursión hasta la pequeña cima de San Bartolomé pasando por la ermita homónima. Una buena excusa para dar un paseo con la familia y los amigos y bien cerca de Pamplona.

La kutxi-panda.

Nos dirigimos a Osacar (Juslapeña) y desde aquí a la parte más alta del pueblo donde una pista se dirige hacia la derecha a la zona boscosa.

Cruzamos el pueblo hasta más arriba del cementerio.

Salimos por la pista hacia arriba.

Ganamos la altura suficiente para ver los montes que azulean en la distancia, la pista no tiene perdida.

A la derecha ya vemos los montes de Juslapeña y Atez.

Seguimos por la pista sin pérdida.

Ezkaba e Izaga.

En poco tiempo veremos la ermita de San Bartolomé y los caminos que ascienden desde otros pueblos cercanos. Este fué lugar de descanso de los pastores que seguían un camino milenario, la cañada de las provincias.

Seguimos por la pista sin pérdida.

Y llegaremos a la ermita situada en el collado de Gorostieta.

El camino continúa por la parte trasera de la Ermita y es un agradable paseo por un denso bosque de coníferas.

San Bartolomé de Gorostieta.

El camino continua en la parte trasera de la ermita.

El camino pasa al lado de un menhir señalizado.

Continuamos por el bosque.

Y llegaremos al dolmen Angaitza.

Llegaremos en poco tiempo a la cima que en este caso no es más que un pequeño hito de piedras pero podremos gozar de buenas vistas.

Triste cima de San Bartolomé.

Con buenas vistas.

Regresamos a Osacar con los niños disfrutando de la naturaleza, los insectos y las plantas del camino.

Regresamos a Osacar.

Sin perder detalle.

Buenas nooooches.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics