Pinares de Lerin

Sierra (512 m.)

DIFICULTAD: Distancia

IDA Y VUELTA: 3 horas

DESNIVEL: 159 m.

DISTANCIA: 15 ´ 2 km.

TRACK GPS

"Para tí fuí una llama
el amor es un juego perdido"

Amy Winehouse

Enero 2021

Está naciendo el sol y el cielo se rompe en mil colores. Brilla rojo, como el hierro fundido, como la locura en los ojos de un animal enjaulado. Bosteza y clava su cuchillo, vertiendo sus colores al cielo, primero en carne viva, luego derramando bronce y dorado por la sierra y la dehesa para acabar dando pinceladas de miel por las nubes ensangrentadas. (Germatore)

Amanecer en Lerín.

Hoy Adolfo y yo vamos a recorrer la sierra de Jenáriz en Lerín. Un paseo agradable, sencillo y con poco desnivel. Coronaremos la cima de Sierra, caminando entre los pinares centenarios donde destaca el "pino bonito”, caminaremos por un tramo de la cañada Milagro – Aezkoa y regresaremos al pueblo por la dehesa.

Sobrepeña y detrás la sierra de Cantabria desde Lerín.

Nos dirigimos a Lerín y buscamos el polideportivo o las piscinas, donde comienza este recorrido. Salimos por la pista y recorremos la sierra junto a unos puestos de palomeras.

Salimos por la pista junto al complejo deportivo.

Pinares de Lerín.

Cartel indicativo.

Enclave Natural.

El camino recorre la sierra sin pérdida. Pasaremos junto a un mirador y al pino bonito, un ejemplar centenario hasta que saldremos a un claro y enseguida llegaremos a la cima de Sierra.

Vistas desde el mirador.

El Pino Bonito, árbol centenario.

El agradable camino entre pinos centenarios.

Jenáriz.

Cima de Sierra, al fondo Moncayo.

El camino de vuelta lo realizamos descendiendo a la dehesa, pasando por la cañada real de Milagro a Aezkoa y entre campos de cultivo.

Retrocedemos unos metros para descender a la dehesa.

Montes de Lerín y dehesa.

El camino por la dehesa.

Sobrepeña, Peña Rasa y Peña Ezkerra entre otros.

Finalmente ascendemos una pequeña cuesta para remontar a la cresta de la sierra y regresar a Lerín. En una curva podremos apreciar curiosas formaciones de yesos.

Ascendemos de nuevo a la sierra.

Yesos en el camino.

Seguimos por la pista.

Y en poco tiempo llegamos a Lerín.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics