Abodi (1531 m.)

DIFICULTAD: Paseo

IDA Y VUELTA:2 horas

DESNIVEL: 210 m.

DISTANCIA: 8 km.

TRACK GPS

"Ponte pues en marcha y dale color, que se oxida."

LEÑO

Noviembre 2012

El sol se escondía tras una capa gris de nubes otoñales. Nubes blancas como bolas de algodón que se oscurecieron, dejando sobre el horizonte un cielo grumoso y plomizo. La luz sin sombras provocaba una sensación de siniestra oscuridad, el rostro de un paisaje frío, bajo las montañas nevadas, que palpitaban sobre nosotros, indiferentes como el hielo. (Germatore)

Vistas desde la cima de Abodi

El recorrido de hoy es un paseo en pequeña ascensión por la cresta de la sierra de Abodi, que si el día acompaña, es un buen observatorio del valle de Salazar, la selva de Irati y un primer plano del pico de Orhy. Una pequeña excursión recomendable en cualquier época del año y para todas las edades.

Abodi desde Pikatua en verano.

Abodi desde Pikatua en otoño.

Dejamos atrás los últimos pueblos del valle de Salazar, Otxagui e Izalzu y nos dirigimos hacia la frontera ignorando el desvío a Isaba. Llegaremos en poco tiempo hasta la antigua aduana, que hoy es un centro de sky nórdico.

Carretera hacia la antigua aduana.

Aquí dejamos el coche y salimos por la izquierda.

Aquí comienza el recorrido. Debemos seguir las marcas rojas y blancas de la G.R. De las dos pistas que salen cogemos la de la izquierda, en ligero ascenso. Caminamos por el hayedo que se ha vestido con su traje de otoño. Pasamos junto a un merendero con barbacoa.

Merendero al principio del recorrido.

Hayedo omnipresente en la selva de Irati.

Continuamos por pista ignorando carteles y desvíos hasta un cruce que nos deja dos opciones: continuar por la pista en fuerte pendiente o seguir por un camino a la izquierda. Los dos caminos rodean el pequeño monte de Gaztanbide, nosotros elegimos la izquierda.

Seguimos por la pista.

Elegimos la izquierda.(La pista tambien es válida)

Tras rodear el monte, abandonamos el camino y subimos a la derecha por una senda.

Dejamos el camino y continuamos por la loma de la derecha.

Subimos a la loma y veremos la pista a nuestra derecha. Continuamos por una senda que discurre por esta loma hasta encontrarnos de nuevo con la pista.

Nos damos la vuelta para contemplar el piri.

Caminamos por la pista hasta una curva donde veremos que las marcas de la G.R. se desvían a la izquierda por una loma herbosa. Esta es la Cumbre de Abodi.

Seguimos las marcas hasta la cumbre.

La cima

Podríamos haber continuado por esta la loma pero se ha echado la niebla encima y decidimos volver por el mismo camino hasta el coche. Al bajar al valle disfrutamos de nuevo de los colores del otoño.

Mosaico otoñal en el descenso a Izalzu.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics