Montejurra (1045 m.)

DIFICULTAD: Cruces de caminos

IDA Y VUELTA:2 horas 30´

DESNIVEL: 405 m.

MONTEJURRA: 8, 3 km.

TRACK GPS

Que vuestros sueños se conviertan en proyectos y vuestros proyectos en realidades.

Jorge Pus

Diciembre 2010

¿Cuál es nuestro destino? ¿Hacer el bien? o hacer caso de los diablos que viajan a nuestro lado, rozándonos la piel y susurrándonos al oído. ¿Cuál es nuestra misión? ¿Dejarnos llevar a la deriva como un navío roto? o vencer la pereza y ver florecer nuestros proyectos. El alma se engrandece al ver nuestros objetivos realizados. Necesitamos una brújula que nos oriente, que nos guie para conseguir un fin. (Germatore)

Montejurra.

Unamuno definió Montejurra como "Un monte cuyo sombrío espinazo forma con el escarpado Monjardín un desfiladero que se abre a la Solana". Hoy vamos a Lizarraldea para ascender la mítica cima de Montejurra, que ha pasado a la historia por los dramáticos sucesos que en esta montaña han tenido lugar. Bastión del carlismo, ha sido testigo mudo de innumerables crímenes a lo largo de estos dos últimos siglos. Hoy haremos una ruta circular que en su último tramo es un poco confusa pero aquí trataremos de aclarar. Nos dirigimos hasta el pueblo de Ayegui y hacia mitad del pueblo, a la altura de una farmacia, tomamos la calle perpendicular que está en frente y desemboca en un carretil asfaltado que se dirige hacia el monte. Pasamos junto a la fábrica de muebles Bordonave y sobrepasamos la variante de Estella por un puente. Nada más pasar el puente nos desviamos a mano derecha y poco después seguimos a la izquierda en un punto señalizado con carteles.

Seguimos las indicaciones hasta el final de la carrtera.

En poco tiempo llegaremos a un aparcamiento, dejamos el coche y comenzamos a caminar.

Aparcamos y seguimos de frente.

Enseguida encontramos el primer cruce, seguimos de frente.

Seguimos de frente el camino el de la derecha es el de regreso.

Ascendemos por una pista clara y sin pérdida, el bosque nos arroja su frío aliento de diciembre.

Continuamos por la senda muy marcada.

La pista se estrecha para ascender por el bosque, un rayo de sol busca un hueco entre las nubes y espolvorea oro sobre las copas de los árboles.

El camino por el bosque.

Salimos al claro y tomamos un desvío hacia la izquierda que se dirige hacia unas rocas con un Cristo crucificado.

Los últimos metros discurren por la senda de la izquierda.

Ante nosotros vemos la cima emerger del bosque como un espinazo, como las vértebras de un dinosaurio de piedra.

Ya vemos la cima.

Llegamos a la cima y tras disfrutar un rato de estas formaciones rocosas comenzamos el descenso.

Bonita cima y mejores vistas

Comenzamos el descenso por aquí

Descendemos por la cara opuesta a la del ascenso y buscamos una pista cementada.

Tomamos este camino.

Seguimos por la pista hasta que en una curva la abandonamos para tomar un sendero a la derecha que avanza un tramo en paralelo.

En esta curva dejamos la pista y seguimos por la senda con Monjardín al fondo.

El sendero se sumerge en la espesura y nosotros con él.

El sendero se introduce entre las zarzas.

Más adelante salimos a la pista cementada de nuevo y en una curva atajamos de nuevo por el interior del bosque, esto se repite durante un buen tramo del descenso. Debemos estar atentos a los hitos de piedras que nos señalizan estos atajos.

Saldremos de nuevo a la pista y la abandonaremos por los atajos.

Nos dirigimos hacia el depósito de aguas que veremos destacar entre la espesura del bosque.

Aquí el camino gira a la derecha hasta el depósito de agua.

Tras llegar al depósito seguiremos de frente y más tarde hay 5 cruces que hemos detallado a continuación.

Al llegar a este cruce continuamos de frente.

En este cruce continuamos por la derecha.

Llegamos a otro cruce y seguimos rectos.

En este cruce continuamos por la derecha en ascensión.

Seguimos a la izquierda hasta el aparcamiento.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics