Monumento natural de las sequoyas del monte Cabezón

Cueva del Soplao

DIFICULTAD: Ninguna

IDA Y VUELTA: 30´ - 1 hora

DESNIVEL: 40 m.

DISTANCIA: 1, 4 Km.

TRACK GPS

"La palabra es la llave para acceder al alma del mundo."

JAVIER SIERRA

Enero 2018

La oscuridad reinante en aquel lugar arrojaba sombras verdes sobre nosotros a medida que nos introducíamos en el gran bosque de secuoyas, adentrándonos bajo una cúpula de ramas y hojas descomunal, que los rayos de luz intentaban atravesar. Toda esta bóveda parecía estar apoyada en gigantes columnas de madera, que luchaban entre ellas por ser más altas y fuertes, dando el aspecto de una construcción poderosa que protegía su alma del mundo exterior. (Germatore)

Bosque de secuoyas del monte Cabezón.

Si viajas a Cantabria, un lugar recomendable para visitar es el Monumento Natural de las Sequoyas del Monte Cabezón , en Cabezón de la Sal. Un bosque de secuoyas plantadas en los años 40 para obtener una madera que resultó no ser de buena calidad y quedaron allí a su suerte, creciendo y creciendo, que de eso saben mucho estos árboles. El resultado es un increíble bosque de secuoyas de más 40 m. de altura, que recorremos en un paseo por un sendero de apenas un kilómetro, con poco desnivel y apto para toda la familia. Para completar la excursión acudiremos a la cercana cueva del soplao.

Secuoyas de 40 m.

Más de 800 secuoyas gigantes.

Cueva del Soplao.

Para llegar al aparcamiento es recomendable poner en google maps: Monumento Natural de las Sequoyas del Monte Cabezón, y nos dirigirá directamente al aparcamiento.

Aparcamiento junto al monumento natural.

Entramos en el bosque por una pasarela y pronto veremos los primeros ejemplares.

Bajamos por la pasarela.

Y ya vemos los primeros ejemplares.

Para hacer una cuantas fotos.

Comenzamos dando una vuelta de reconocimiento.

Asombrados por estos colosos de madera.

En el monte Cabezón.

Contemplamos estos enormes ejemplares durante un buen rato.

Seguimos descubriendo este lugar único.

De gigantes en vivo y en directo.

Banco para contemplar el bosque.

Visitable en cualquier estación del año.

A la derecha veremos un sendero que desciende por unas escaleras elaboradas con ramas y semiocultas por hojas y tierra. Este camino desciende hasta que se acaban las secuoyas. Entonces seguimos un sendero ascendente que retorna al aparcamiento.

Comenzamos el paseo por la derecha .

Descendemos hasta que se acaban las secuoyas.

Rincón del bosque.

Una pose con mi hijo.

Aquí otra foto a contraluz .

Subimos por el sendero en una ruta circular.

Salimos del bosque y regresamos al parking.

Para completar la excursión nos dirigimos a la cueva del Soplao. Previo pago y reserva, visitamos una cueva a la que accedemos con un trenecito.

Cueva del Soplao

Exterior de la cueva del Soplao .

Entramos en el trenecito.

Sala de los fantasmas .

La lámpara.

El resto ya lo descubrireis.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics