Elantxobe

Ogoño Talaia

DIFICULTAD: ninguna

IDA Y VUELTA: 1 hora 30´

DESNIVEL: 180 m.

DISTANCIA: 4 Km.

TRACK GPS

"Hoy en tu vida quieres cambiar
pero esperas a mañana
y todo sigue igual"

MCD

Agosto 2018

Ogoño introducía su pecho rocoso en las aguas azules de Urdaibai, elevándose soberano en el interior mar cantábrico, dejando atrás bosques, playas y acantilados. Los arrantzales vascos se asomaron durante siglos a esta mole escarpada, sobre la que se decidían los rumbos a emprender. Contemplaron una mar a la que amaban, conocían, sobre la que viajaban y de la que vivían. Una madre poderosa que decidía quien vivía y quien debía morir. (Germatore)

Vistas desde Ogoño.

Hoy junto con la familia iremos a la pequeña localidad de Elantxobe para ascender a uno de los rincones más espectaculares de la costa vasca, el cabo Ogoño.

Cabo Ogoño desde la cima homónima.

Nos desplazamos hasta el cementerio de Elantxobe hasta el que ascienden trepando las apretadas casas que conforman este pueblo de la costa Vizcaina. En este punto dejamos el coche y comenzamos el ascenso a Ogoño, en dirección a una casa rural y dejando a la izquierda el cementerio.

Merenderos junto al aparcamiento.

Subimos por la derecha, camino de la casa rural.

Subimos sin pérdida siguiendo las marcas amarillas y blancas de pequeño recorrido. Las vallas tienen un toque marinero y en tras una pequeña cuesta más empinada la senda se suaviza.

Salimos por la pista.

Caserío en la subida.

Vamos ganando altura.

Valla marinera.

Amarras decorando esta valla.

La pendiente se suaviza.

Nos introducimos en un bosque de eucaliptos y tras una pequeña trepada llegaremos al primer mirador.

El camino bajo los eucaliptos.

Seguimos hacia Ogoñoko Talaia.

Disfrutando del paisaje.

Hasta llegar al primer mirador.

Una corta senda nos conduce hasta el segundo mirador donde tendremos las mejores vistas de la excursión.

Ogoñoko Talaia.

Zoom a la legendaria isla de Ízaro.

Zoom a la playa de Laga, joya de la reserva de Urdaibai.

Una pose en este paisaje alucinante.

Descendemos por el mismo camino y si lo deseamos podemos ir a la cima de este monte, siguiendo la senda que indica Ogoño Atxurkulu, un tramo peligroso no recomendado para los más pequeños.

Regresamos por el mismo camino.

Lleno de colorido.

Y en este desvío nos acercamos SIN NIÑOS hasta la cima.

Cabo Ogoño.

OGOÑO / ATXURKULU.

Una mirada hacia Gipuzkoa.

Zoom a Gipuzkoa. GORA EUSKADI.

Regresamos al coche por el mismo camino.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics