La Fuga de Ezkaba

G.R. 225

ETAPA 3

DIFICULTAD: No ir tras lluvias, se forma mucho barro

IDA Y VUELTA: 4 horas

DESNIVEL: 750 m.

DISTANCIA: 16 , 2 km.

TRACK GPS

Hoy junto con los amigos Cristina y Adolfo vamos a recorrer la tercera etapa de la G.R. 225 o Fuga de Ezkaba entre Saigots y Sorogain. Una etapa que recorre unos parajes de belleza muy considerable, por frondosos bosques y verdes praderas, con una señalización perfecta y los caminos y senderos en buen estado, salvo que las condiciones meteorológicas digan lo contrario (Mucha lluvia, nieve, hielo…)

Hayedo, camino de Sorogain, en La Fuga de Ezkaba.

Partimos del pequeño pueblo de Saigots y tras cruzar el río Arga comenzamos la ascensión que se hace constante durante esta primera parte de la Etapa.

Comienzo de la etapa en Saigots.

Cruzamos el puente sobre el río Arga.

Comenzamos el ascenso entre coníferas.

Nos internamos en un ecosistema poco humanizado con estampas de frondosos bosques a nuestro alrededor, sumergidos en túneles vegetales, en galerías de flora que nos amenizan el camino.

Seguimos las marcas rojas y blancas.

Entre montañas tupidas.

Inmersos en la floresta .

Que en esta mañana soleada de primavera...

...derrocha su verdor.

Cruzamos la carretera.

Nos incorporamos al camino de Santiago en sentido inverso durante un tramo, Buen Camino!!

Y un poco más adelante continuamos por el camino de Santiago.

Dejamos el camino de Santiago y continuamos por zona despejada durante un tramo.

Una paradica para almorzar.

Antes de cntinuar.

Por esta pista en zona despejada .

Donde disfrutaremos de otros escenarios.

Caminando entre praderas onduladas.

Dejamos el camino en el alto de La Salve y nos desviamos a la derecha para ingresar en los dominios del Tiratun y descender por este irrepetible hayedo hasta la carretera de Sorogain.

Dejamos la pista en este punto señalizado.

E ingresamos en el hayedo.

Donde el camino serpentea.

En este laberinto de madera.

Caminando entre hayas hacia Sorogain.

Al llegar a la carretera a la izquierda hasta el albergue y fin.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics