Mendizar (1319 m.)

La cueva de Arpea

#Se puede evitar el descenso y el ascenso posterior a la cueva siguiendo la senda. Evitaremos así estas pronunciadas cuestas.

DIFICULTAD: Largo paseo

IDA Y VUELTA:4 horas 30´

DESNIVEL ACUMULADO: 557 m.

DISTANCIA: 8 km.

TRACK GPS

"Sueño lo que hago y no digo, sueño en plena libertad, sueño que hay días en que vivo, sueño lo que hay que callar."

Silvio Rodriguez

Agosto 2012

Subimos aquella montaña y nos conquistó, como todas las que escalábamos. Formábamos parte de ellas. Las sentíamos nuestras. Eran nuestras. Nuestros antepasados se fundieron durante miles de años con esta tierra con lágrimas, sangre y sudor en vida y con su cuerpo después de la muerte. Estamos en cada brizna de hierba, en cada gota de escarcha. Somos cada trozo de selva y cada soplo de viento. Aquí estamos y aquí estaremos para siempre.(Germatore)

Sombras en Idopile.

Hoy haremos un recorrido circular por algunos de los montes que circundan la frondosa y tupida selva de Irati. Desde el collado de Orión rodearemos la loma de Mendizar en busca de la ínclita cueva de Arpea, para luego ascender por lomas imposibles hasta la cima de este monte ubicado en uno de los parajes más hermosos de Navarra. Este recorrido es para hacerlo preferiblemente en época seca.

Cueva de Arpea

Nos dirigimos a Orbaitzeta y después hacia la fábrica de armas. Antes de llegar a la fábrica de armas veremos a la derecha un desvío hacia el embalse de Irabia, lo seguimos durante unos 5 kilómetros hasta llegar al collado de Orión donde dejamos el coche en el aparcamiento de la izquierda junto a una fuente.

Dejamos el coche en el aparcamiento junto a la fuente.

Salimos andando por la pista que queda junto al aparcamiento y vamos ganado altura con la selva de Irati a nuestra izquierda.

Irati queda a nuestra izquierda.

La pista termina y seguimos por la misma dirección, frente a nosotros.

Al acabar la pista seguimos de frente.

Caminamos por un tramo sin mucho desnivel. Tendremos al fondo y frente a nosotros la cumbre del Urkulo. Nos dirigimos hacia las praderas herbosas del valle de Idopile, caminamos en dirección al collado de Azpegui pero sin llegar hasta allí.

Seguimos la senda. Frente a nosotros Urkulu.

Paseamos por los llanos de Idopile.

Nos encontramos por el camino con la G.R. 12 y la seguimos durante un tramo. Nos incorporamos a una pista siguiendo las marcas rojas y blancas y caminamos unos 500 metros por dicha pista.

Seguimos las marcas rojas y blancas de la G.R.

Abandonamos la pista en una curva, al pasar sobre una tubería cementada. Subimos la ladera que queda a nuestra derecha por una hondonada que en tiempo de lluvia llevará agua.

Dejamos la pista y subimos la ladera.

Subimos por aqui .

Al llegar a lo alto de la loma se presenta ante nosotros el otro lado de la frontera. Donibane Garazi hundida entre montañas verdes como campos de fútbol y frente a nosotros, imponente, el pico Errozate, ya en tierras de Iparralde.

Ante nosotros Iparralde.

Nos fijamos en las laderas que tenemos frente a nosotros. Caminamos hacia la derecha por la loma. Veremos en las faldas de Errozate los pliegues característicos de la cueva de Arpea, hundida en el fondo del barranco. Si lo deseamos bajamos hasta la cueva o seguimos por la ladera en busca de Mendizar.

Avanzamos hacia la derecha por la loma.

Abajo la singular cueva de Arpea.

Al descender a Arpea una extraña nube sobrevuela Irati y nos vigila como si fuéramos intrusos.

Nube-alienígena.

Otra imagen de Arpea.

Subimos de nuevo la ladera que hemos descendido, pero lo hacemos remontando el barranco por la parte derecha. Una empinada cuesta que nos devolverá a la loma.

Desde Arpea comenzamos la remontada por aquí.

No hay camino ni senda, subimos sin descanso.

Una vez en la loma veremos la silueta de Mendizar a nuestra izquierda, nos dirigimos hacia allí hasta llegar al collado donde veremos unos carteles indicativos.

Ya vemos Mendizar.

Desde el collado seguimos un tramo la G.R.

Desde aquí podemos subir la montaña por donde queramos, nosotros seguimos un tramo la G.R. disfrutando de la selva de Irati y luego ascendemos hasta la cumbre al recto.

Subimos al recto hasta la cumbre.

Llegamos a la cima donde nos espera lo mejor: un mirador insuperable del bosque Irati, Abodi y este trozo de pirineo.

Una imagen de la selva de Irati.

Vértice geodésico en la cima.

Por último solo nos queda descender hasta el collado de las señales que creo que se llama Eskanda y desde allí vemos la pista y el collado de Orión.

Descendemos hasta el collado de Orión.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics