Tobería de Andoin

DIFICULTAD:Trepada junto a las cascadas

IDA Y VUELTA:1 hora 15´

DESNIVEL: 230 m.

DISTANCIA: 4 km.

TRACK GPS

"Dejate llevar, si el alma te lleva.

Duele el corazón, cuando te lo dejas cerca del final ...donde todo empieza."

Fito y los fitipaldis

Febrero 2012

Cada cicatriz esconde una historia y aquel lugar era como una herida abierta en la montaña. Nos contaba que el agua brotaba del suelo como un milagro, como el truco secreto de un mago. Decía que Basajaun extendía allí sus garras para bajar dando saltos y rugía para asustar a los extraños y que el agua cristalina peinaba su barba y su pelo cubiertos de musgo y continuaba su danza buscando el sosiego del río Araquil y recordándonos que todo empieza siempre cerca del final. (Germatore)

Tobería de Andoin

Hoy nos acercamos al territorio Alavés para visitar uno de los lugares más hermosos de la sierra de Entzia. Esta sierra es la prolongación de la sierra de Urbasa que al cruzar la frontera cambia el nombre. Aprovechamos para agradecer a Txema A. y su cuadrilla los lugares que con el paso del tiempo nos han ido enseñando.

Se conocen por "tobas" las rocas que se forman con los carbonatos que se depositan en el cauce del río, en este tramo son muy abundantes, por eso recibe el nombre de "tobería". Este lugar es recomendable visitarlo en época de lluvias aunque el terreno puede estar resbaladizo y embarrado.

Otra imagen de las cascadas.

Nos desplazamos hasta el pequeño pueblo de Andoin, nada más pasar Ziordia y nos dirigimos a la plaza del pueblo.

Al fondo Andoin.

Aparcamos en la plaza y salimos entre esas dos casas.

El camino sale entre dos casas y se dirige hacia el río que debemos cruzar por un puente.

Cruzamoms el puente junto a esta casa.

Llegaremos a una valla, la atravesamos y nos dirigimos a la izquierda en una bifurcación.

Al pasar la valla a la izquierda.

Seguimos los hitos de piedras y estamos atentos a unas marcas naranjas. La pista se divide en dos y nosotros continuamos por la derecha, el otro camino es el de bajada. Caminamos disfrutando de las hayas y los robles centenarios que escoltan el camino.

Seguimos los hitos al amparo de robles y hayas.

Subimos Hasta encontrarnos en un nuevo cruce donde abandonamos la pista principal y tomamos el camino de la izquierda, siguiendo las marcas naranjas llegaremos en poco tiempo hasta las cascadas.

Al llegar a este punto giramos a la izquierda y cruzamos un regacho.

Seguimos las marcas naranjas.

Llegamos a la parte baja de los grandes saltos de agua y tras deleitarnos con este espectáculo de la naturaleza nos fijamos en una senda que asciende por la parte derecha de las cascadas.

Llegamos a la parte baja de los saltos.

Otra imagen de la cascada.

Nos vamos deteniendo cada tramo que ascendemos para contemplar las diferentes formaciones.

El agua deslizándose por la pared de musgo.

Desde otro ángulo.

Al final llegaremos a un punto donde veremos cómo brota el agua del suelo a borbotones.

El agua brotando del suelo.

Explosiónes acuáticas entre las piedras.

En este punto atravesamos la cabecera de este río y cruzamos a la otra parte para comenzar el descenso. Seguimos disfrutando de estas cascadas donde el ruido del agua es ensordecedor.

Descendemos y echamos un último vistazo.

Continuamos bajando hasta llegar a la altura de una presa por donde cruzamos el río y continuamos por la pista de regreso al pueblo.

Cruzamos por aquí y volvemos al pueblo.

POR : GERMATORE

vBulletin analytics