Irumugarrieta (1430 m.)

DIFICULTAD: Fácil

IDA Y VUELTA: 4 horas

DESNIVEL: 400 m.

TRACK GPS

"Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla."

Confucio

Mayo 2010

Aralar es la sierra que ensambla Guipuzkoa con Navarra. Al viajar por la autovía A-15, que une estos dos territorios, nunca dejamos de maravillarnos con su silueta mas paisajística: Las Malloas. Estos montes emergen como fantasmas del verde valle de Araitz. Sus picos sobresalen como dientes afilados y puntiagudos, Ttutturre, Pallardi e Irumugarrieta entre otros. La sierra de Aralar, divide las vertientes atlántica y mediterranea, siendo testigo de la transición de los dos climas y contemplando sobre su superficie la mutación de la flora y fauna de uno y otro lado. (Germatore)

Balerdi (Malloak)

Nos acercamos hasta Lekunberri y tomamos el desvío hacia San Miguel de Aralar. Ascendemos con el coche entre prados ondulados, dejando atrás los últimos caseríos del valle. Nos internamos en un gran bosque de frondosas hayas, Erregenea-Realengo. La sinuosa carretera asciende entre las hayas y las rocas cubiertas de musgo. El silencio del bosque, nos contagia esa paz que reina en estas montañas. El sol trepa por las copas de los árboles cuando llegamos al aparcamiento de la casa forestal. Nuestra mente comienza a relajarse ante la belleza de este lugar.

Salimos por la valla que hay al final del parking.

Tras dejar el coche, atravesamos la valla y comenzamos el recorrido, uno de los más frecuentados de esta sierra ya que nos conduce a su cima más alta, no tiene mucho desnivel y discurre en su mayor parte por pista.

El recorrido comienza por el camino detrás de la puerta.

La sierra de Aralar con sus más de mil cuevas y simas es un paraíso para los espeleólogos, por el camino nos detenemos para fotografiar una pequeña muestra.

Entrada de una sima de 80 m. de profundidad.

Seguimos caminando por la pista, escoltados por un muro de árboles que nos regalan su sombra.

Continuamos por la sombra gran parte del recorrido.

El camino se divide y tomamos el de la derecha

Seguimos por la derecha.

Seguimos avanzando, cada vez con menos árboles y mas rocas.

Cruzamos por aquí.

Salimos a las campas de Igaratza, que es como un mar verde del que destacan miles de pequeñas olas de piedra.

Salimos al raso de Aralar

Ante nosotros se eleva el perfil de las Malloas y en el centro su punto más alto, nuestro objetivo.

Al fondo nuestra meta.

El camino se divide en dos y nosotros continuamos por la derecha.

Continuamos por la derecha.

Mas adelante vemos un cartel indicativo, abandonamos el camino, nos acercamos hasta él y seguimos de frente.

Vamos hasta el cartel y seguimos de frente.

Nos encontramos en el collado de Trikuharri, donde se encuentra uno de los monumentos funerarios mejor conservados de la sierra.

Pasamos junto al dólmen de Trikuharri.

Seguimos el camino hacia la cima, observando las flechas rojas de las piedras.

Dirección a la cumbre.

Llegamos a Irumugarrieta, abajo el valle de Araitz.

Buzón en la cima.

Paseando por la cumbre encontramos un bonsay natural.

Bonsai.

POR : GERMATORE Y JUANITIKO

vBulletin analytics